LA EDUCACIÓN Y EL PUENTE ARCO IRIS

           
         La necesidad de  crear una nueva educación está en la mente de muchos colectivos, que sienten que hay que dar un verdadero “salto cuántico” y dejar atrás métodos que producen mucho más inconvenientes que beneficios. Cada uno por su cuenta ha ido intentando “aterrizar” sus sueños al respecto, buscando apoyos en unos medios de comunicación, que en general están muy poco motivados por el tema. Hay grandes ilusiones en avanzar, pero los grupos estamos desconectados, ignorando unos los avances de los otros.
            Todo sistema educativo parte de la visión que tenga del ser humano; cuanto más amplia sea ésta, más potenciales será capaz de ver en la persona. La educación holística pone al individuo en conexión íntima con todo el universo, otorgándole de esta manera unos potenciales ilimitados. Cómo dar a luz estos potenciales forma parte del camino de cada grupo o tendencia.
            Nos encontramos ante dos islas: Una, la de la educación oficial donde se hallan la inmensa mayoría de los estudiantes y otra, la de los proyectos y escuelas alternativas, aún no terminada de dibujar. Un espacio todavía insalvable las separa, se puede ir de una a otra en pequeñas embarcaciones, campeando los temporales; pero estos medios de comunicación no permiten pasar al grueso de la población. La solución: construir un puente.
            Este puente ha  de ser muy especial porque tiene que ser construido por todos los grupos que creen en una enseñanza integral del ser humano y que, partiendo de situaciones y culturas  distintas, han vivido experiencias muy diversas. Constituyen un universo multicolor, que si sabemos armonizarlo dará la nota que el cambio de paradigma está esperando.
            Cada agrupación o persona representa un color, una pieza del puente. Necesitamos averiguar dónde colocar la nuestra, para ello es necesario conocernos, encontrarnos, aprender a respetar el trabajo de todos por muy diferente que sea del propio. Si nos dejamos una pieza, el puente estará incompleto y no permitirá el paso a la Nueva Educación. Ha llegado el momento de aunar fuerzas y también de darnos a conocer en los medios de comunicación. Esto es lo que pretende el “Congreso de Niños, Niñas, Adolescentes y Jóvenes del Tercer Milenio”, a celebrar en Barcelona los días 10 y 11 de abril.
            En este puente hay muchísimas piezas, todo educador, y esto incluye naturalmente a los padres, que sienta que las cosas deben cambiar tiene un sitio en él. Si quieres ver dónde puede encajar tu color, o simplemente descubrir cuál es, te esperamos en el Congreso.
Para información sobre el mismo pincha en lo siguiente  
:http://ninostercermilenio.blogspot.com/

7 comentarios:

susy dijo...

Desde lejos adhiero al Congreso.
Que se encuentren en armonía todos los colores y se pueda establecer un puente
que sirva para que las generaciones futuras tengan y hagan un mundo mejor.
un abrazo

Belkis dijo...

Me parece estupenda la inciativa porque yo también creo que es posible conseguir un mundo mejor si sembramos las semillas adecuadas en nuestros niños, que son los que dirigirán los destinos en el mañana. Ojalá y cada vez se adhiera más y más gente a esta forma de ver la enseñanza y de ver la vida. Aunar colores para que el arcoiris sea completo y el mañana este plagado de esperanzas. Un abrazo muy grande

Aldape G. L. dijo...

Es una buena idea y fuera de todo inculcar a las personas lo humanitario que es lo que falta para avanzar, ya que desde el interior se ejerce todo.
¡ Adiós! :)

Maya dijo...

Carlos,
Gracias por pasar mi blog y dejar tu mensaje. Estoy absolutamente de acuerdo en lo necesario de la educación basado en el pensamiento crítico, en la autoreflexión y no en la manipulación y la mera acumulación de datos. Lo más decepcionante es saber que la mayoría de alumnos aspira a ser funcionario, dada la inseguridad del mercado laboral, cortando así sus alas, sus sueños.
En fin, una lástima.

Enhorabuena por tu labor.

Un abrazo

Marcelo Dance dijo...

Carlos:
Creo que las libertades individuales de las personas en estos últimos 30 años han avanzado muchísimo más que cualquier sistema educativo. Por lo tanto, no creo equivocarme al afirmar que tanto España (en este caso Catalunya) como mi país (Argentina) siguen arrastrando una especie de lastre de dicho sistema, engendrado (porque no me cabe otro término) por gobiernos de facto.
Tanta represión y tanta manipulación de conocimientos al servicio de anestesiar generaciones enteras no podrían provocar a largo plazo otras consecuencias que las que estamos viendo en la actualidad: desilusión, desinterés, falta de estímulos reales, etc…
Carencias mencionadas en los comentarios de esta entrada que me hacen pensar que tu solitaria lucha como profesor, no debe haber sido tarea fácil.
Pero no coincido con esos mismos comentarios, en cuanto a que todo lo bueno está por venir, y que el mundo solo mejorará con nuestros hijos, porque no puedo evitar que me venga a la mente esa canción de Miguel Mateos que reza: “Dicen que el futuro es de nuestros hijos, entonces vos y yo, que hacemos vos y yo?”
Si los adolescentes de hoy, “adolecen” entre otras cosas de ilusiones, sueños, o de otras expectativas que no sean las de ocupar un puesto de funcionario o un empleo bien remunerado en el sector privado (y en eso coincido plenamente), se debe (y con esta expresión solo doy por hecha la realidad de mi país, al desconocer por completo lo que ocurre en Catalunya u otros lugares) a que algunos secretarios gremiales han convencido por años a esos mismos maestros y profesores, que ya no existe vocación de enseñanza alguna, y que solo son simples “trabajadores de la educación”, que para conservar su fuente de trabajo y su sueldo es preferible decretar un paro por tiempo indeterminado antes que cumplir con los “apenas” 185 días de clases.
Cómo enseñarles la magia a nuestros alumnos, si nosotros jamás fuimos capaces de aprenderla?
Cómo enseñar a volar si jamás despegamos los pies del suelo?
En resumen, creo que hay demasiada tristeza en este mundo globalizado y conformista, pero no es exclusividad de los alumnos...

No me queda más que agradecer tu paso por mi blog, y prometo comentarte algo en cuanto lea tu libro.
He linkeado “La danza de la vida” en mi lista de favoritos, por estar de acuerdo con tus posteos (En líneas generales) y además porque me parece imprescindible la difusión de un material que supera por años luz al promedio de la discreta y mentalmente aburguesada Bloggósfera.
Un abrazo.

alma dijo...

Hola Carlos,

Gracias por compartir tus trabajos...entre todos haremos un puente

∞8∞ dijo...

Hola Carlos, he accedido a tu blog a través de un comentario que expusiste en mi blog: www.laboratorioparadigmagico.blogspot.com y quería comentarte que me parece muy interesante tu experiencia y lo que aquí escribes. Casualmente yo estudié magisterio y psicopedagogía, aunque nunca creí en el sistema tradicional de enseñanza, también he conocido otros alternativos que tampoco han funcionado porque han chocado de frente con el sistema educativo vigente. Descargaré tu libro y lo leeré, quizás encuentre el eslabón perdido que devuelva la esperanza a las aulas, ojalá. Un abrazo compañero, desde Cádiz.