EDUCAR DESDE EL SER, LA MAYOR AVENTURA…

Cuando en mi niñez contemplaba el encabezamiento de la serie “Star Trek” sentía que una gran aventura me estaba esperando. Mientras se veía a la nave penetrando en el oscuro firmamento plagado de estrellas, se oía una voz que me hacía viajar a lo más profundo de mí: “Espacio, última frontera…Objetivo llegar a donde ningún otro hombre ha llegado jamás…” No podía imaginar en aquel entonces el significado que iba a adquirir para mí esa experiencia. El deseo de explorar las maravillas del universo exterior me acercó a la astronomía, y ésta me llevó a estudiar la carrera que la contemplaba: la física. Su rama más innovadora, la Cuántica, me hizo de espejo… mi “nave” dio media vuelta, poniendo rumbo al universo interior. Fue entonces cuando comprendí qué me pasaba al escuchar aquellas mágicas palabras: la nave de mi mente deseaba surcar el universo infinito de mi Ser. La aventura había comenzado…
            Desde ese momento la magia de la vida se desplegó ante mí, algunos lo llaman despertar… Empecé a sentir a las personas desde detrás de su personaje. Cuando las miraba a sus ojos descubría todo su universo interior, estaba lleno de tesoros desconocidos cuyo brillo atraían mi curiosidad. Como maestro significó entrar en una nueva dimensión de la enseñanza. Ya no era el profesor que tenía que enseñarles una materia, me había convertido en un compañero de aventuras, juntos podíamos ir descubriendo esos tesoros… Mi única ventaja era que, debido a mi experiencia, contaba con algunos mapas que mis queridos adolescentes no poseían;  pero dejé bien claro que los tesoros eran suyos. Mi sorpresa fue descubrir que ellos también fueron encontrando mapas que me condujeron a mis propias riquezas. La clase empezó a trascender sus límites físicos y los de las materias impartidas, las mentes llevadas por su curiosidad natural, no impuesta, conseguían “romper la velocidad de la luz”, hecho que el sistema educativo decía que era imposible.
            Este mismo sistema, muy sabiamente, me dejó fuera de juego, permitiéndome llevar mi exploración al universo de la ficción con mi novela: “Veintitrés maestros, de corazón”… había trascendido los límites de una clase para llegar a otros campos más amplios. Sé, desde mi corazón, que lo expuesto en ella es absolutamente posible de realizar,  y quien sienta la obra más allá de las creencias puede experimentar la misma sensación. No es un modelo educativo, ni algo a imitar, es un ejemplo del poder de una educación desde El Ser.
            Educar desde El Ser no es algo que se aprende desde el intelecto, exige primero entrar en contacto con nuestra esencia, lo que somos más allá de la educación que hayamos recibido. Nuestra mente siente su perfume y lo sigue, enamorada de su presencia. Desde nuestro centro, aprendemos a descubrir al otro más allá de cualquier juicio, lo que nos lleva irremediablemente a su admiración. Cuando el maestro siente así a su alumno, la relación educativa se convierte en algo mágico, en un auténtico disfrute mutuo. Jugar y aprender se vuelven uno.
            El sentir, más allá de las creencias, se convierte en nuestro guía. Con la ayuda inestimable de nuestra mente podemos convertirlo en hacer, de esta manera, creatividad y creación se vuelven inseparables, revelándonos como auténticos artistas de la vida.
            Un resultado inevitable de este tipo de educación es que los futuros adultos no necesitarán que nadie supla su autoestima y, de forma natural, buscarán servir a los demás a través de sus dones y potenciales, generando una abundancia como jamás ha registrado nuestra historia.
            ¿Te parece utópico todo esto….? Sólo hay una forma de averiguar si lo es o no: iniciar el viaje. 

18 comentarios:

Ginebra dijo...

Que placentero viaje el que nos lleva a conocernos, a plantearnos preguntas a veces sin respuesta, pero descubriendo al mismo tiempo la verdadera esencia de nuestro ser, o al menos, la que nos hace ser y sentir como lo hacemos...
Un placer viajar entre tus palabras...
Saludos

Aura Violeta dijo...

Hola Carlos! Gracias por pasarte por mi blog, por el mensaje, Gracias por tu Ser y Estar, por tu labor. ahora estoy de visita en España y cuando vuelva voy a leer tu libro y me pasare nuevamente por tu blog que de entrada me encanto :)

un gran Abrazo!

Aldape G. L. dijo...

Ese periplo en el cual nos cobija la sabiduría y nos demuestra que hay en nuestros interiores.
Buen escrito que te pone en esa dualidad gris.

Saludos desde Temagris

¡Nos seguimos escribiendo!

Anónimo dijo...

gracies Carlos, es extraordinari veure tants viatgers de l'amor, es com quan fas el "camino" a Santiago, tots "estem" i prou, disfrutem del cami, de caminar i d'estar.....tot ben interconectat amb la mateixa "intenció".
gracies per compartir el teu viatge, i per la teva novela que es fantasrica.
una abraçada. cesca

A.L.Zarapico(hydro) dijo...

Me parece muy productivo que aprendamos unos de otros, el ser humano es así.Saludos.

emejota dijo...

Hola Carlos, te he conocido a traves de Jesus J y me quedo, me parece un blog muy atrayente. Veo que compartimos experiencias: tambien soy ex profesora, en mi caso de ingles y lo deje por parecidos motivos. Poco a poco me ire internando por el y haciendo comentarios al respecto. Un abrazo.

Ana dijo...

Qué gran satisfacción me produce haber encontrado tu blog, haberme sentido identificada con tus palabras, con el sueño que vives cada día, pues me encuentro en ese viaje del que hablas. He escuchado la tertulia sobre Darwin, te comprendo y te apoyo. Me encanta que "sientas" que formas parte de todo, pues sentir es el gran secreto de la vida :D

Un abrazo!

Belkis dijo...

No me parece nada utópico. Tengo la suerte de haber leído tu libro, y propugno porque se siguiera ese modelo de educación desde el ser. Segurísimo que los resultados serían muy distintos a los que estamos obteniendo hoy en día. Es lamentable el deterioro de nuestros sistemas educativos. Me encanta tu visión de la educación y los maravillosos frutos que se podrían recoger si sembráramos de ese modo.
Un abrazo muy grande Carlos y mi admiración.

LUNA LLENA. Espacio Étnico, Cultural y Educativo. dijo...

Hola,Carlos:

Quedé fascinada con tu Blog. Y gracias a vos encontré el Blog de ERAP. Más feliz aún.

Apenas te conocí, recomendé "La Danza de la Vida" en mi Blog "Aprehender".

No sabés cuánto me alegra encontrar personas que amen a sus alumnos, que busquen aprender y jugar con ellos, que se lancen a la aventura en medio de la enseñanza... lo cual nos deja muchas veces fuera del sistema.

Tu planteo no es utópico. Yo sé por experiencia que es una realidad posible.

Seguimos en otro momento.

¡Cuánta alegría!

Alejandra Lucía Rotf

MALINA dijo...

Hola Carlos, te devuelvo visita y comentario, agradeciendo el honor que me hiciste visitando uno de mis sitios.

Te he dejado mi respuesta allí mismo http://malinalibrosmaniac.blogspot.com/2009/05/libro-gratis-la-buena-suerte-alex.html (más fácil haciendo click aquí)

y de nuevo te reitero mi agradecimiento pero no solo por el honor de tu visita sino por hacerme llegar a un sitio/s con tanta magía donde la filosofía que sientes me es afín.

Namasté querido amigo!

José Manuel Rodríguez dijo...

Gracias Carlos, me encantó el post.

Enseñar desde el hacer, o enseñar desde el ser, eso es lo que diferencia al profesor del maestro.

Con gratitud.
Namasté

PATYP dijo...

Buenas:
Me gusto mucho la novela "veintitrés maestros, de corazón".
Tiene un planteamiento muy ingenioso y participativo sobre la enseñanza.
¡Ánimo!, un abrazo para todos.

CARMEN dijo...

Soy maestra y hace tres años que estoy inmersa de lleno en el mundo de la inteligencia emocional y social en "mi escuela" con magníficos resultados. Me gustaría contagiar sus excelencias a los compañeros pero soy la "rara". Blog como este me reafirma y hace que el boca a boca funcione.
Genial!

Carlos G.P. dijo...

Saludos Carmen y a todos los maestros que paséis por aquí. Os invito a enviarme vuestras experiencias positivas al aplicar técnicas holísticas en clase, ya sean de cosecha propia o ajena. Es importante que intercambiemos experiencias,que podamos salir del aislamiento en el que muchas veces nos encontramos en nuestros centros.
Os propongo publicar vuestro material en el blog del "Congreso Niños del Tercer Milenio", que tengo el honor de dirigir: http://ninostercermilenio.blogspot.com/
Podéis enviarme vuestros trabajos a mi correo: arcoirisdan@yahoo.es
Gracias
Una nueva educación es posible, demos los pasos, por pequeños que nos parezcan son los que nos van a llevar a nuestro destino.
Un cordial abrazo

GELY dijo...

Mi nombre es Gely (Angelita.)Soy un producto del Franquismo,una mujer sin estudios,y sin ninguna formación, pero con muchas inquietudes, que a pesar de mis mucho años, todabía no se cual es mi lugar en este mundo, ando un poco perdida y suplo mi falta de formación, haciendo pinitos en mi blog quizás sea mucho mi atrevimiento, pero gracias a el y a internet, voy aprendiendo algo y como no a equivocarme en muchas cosas.
Su blog me parece muy interesante, y me gusta mucho y leyéndolo me doy cuenta de mis carencias intelectuales. Mi única escuela a sido la de la vida, ya que los tiempos que me tocaron vivir en el pasado, no me permitieron adquirir una formación reglada, que es lo que me hubiera gustado. Me he hecho seguidora de su blog. Le envío un saludo y le doy las gracias por su nota Puede visitarme cuando quiera en http://cosasdegely.blogspot.com/

duenda_descalza dijo...

Hola Carlos!! bueno mi nombre es Roxana y soy estudiante de 4 año de Trabajo Social en una Universidad pública de Chile; estoy estrechamente vinculada con educación social; y debo decir que el empoderamiento, es una de una cuestión esencial en la formación y desarrollo de la persona como actor social.

Saludos!!

TE SIGO!!

Anónimo dijo...

Querido Carlos
Casualmente he acabado hojeando tu blog y ha sido todo un regalo, ojalá tenido profesores como usted, creo que es fundamental el planteamiento que hace sobre la educación y me atrevería a decir que es muy necesario. Desde hace tiempo es algo que me preocupa ya que quiero ser mamá pronto y he leido al respecto, sino ha leido el trabajo de Rebeca Wild se lo recomiendo, sobre todo un libro titulado * Educar para ser *
Muchas gracias por sus palabras, seguiré su blog a partir de ahora, tambien voy a intentar descargarme el libro, gracias también por compartir su sabiduria... gracias...gracias...gracias
le deseo lo mejor

k.

Fernando dijo...

"El espacio... la última frontera"... qué de recuerdos!!!! quién pudiera ir de turismo para allá!
Me pianta una lágrima esa serie!!
Saludos